A punto de nieve.

Me gusta pensar que los “malos”, los que se ponen a sí mismos un poco más arriba que el resto, nos atacan con espumaderas. Nos ven muy chiquititos y tratan de atinar pero es muy difícil llegar a aplastar a alguno de nosotros con un instrumento tan grande e impreciso. Y eso les frustra y, cada vez que fallan, se impacientan y se aceleran un poquito más… Por desgracia a veces aciertan y se llevan a alguno por delante y es doloroso saber que cualquier día podrías ser tú o podría ser yo como ya fueron tantos que, por desgracia no están pero recordamos y honramos… Pero si en lugar de destilar tristeza y odio, vamos agregando amor… Esos torpes lo van a batir por nosotros, con cada intento de agredirnos y cuanto más se aceleren, más lo van a esponjar, así que ya sabéis ¡esa es una posible estrategia! nos harán el trabajo, si lo ponemos todo pringao hasta los topes de esa sustancia, al final la pondrán a punto de nieve y, quién sabe, la verdad es que ellos me importan poco, pero hasta puede que batiendo y batiendo se pringuen de amor la punta de la nariz…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s